La Antracnosis, también llamada mancha foliar, es una enfermedad caracterizada por la presencia de manchas de varios colores y tamaños en frutos, hojas y yemas de las plantas.

Estas manchas se expanden y producen la defoliación de las ramas y la sequía de los frutos, provocando su muerte.

Esta enfermedad está ocasionada por diversos tipos de hongos (Discula, Septoria, Venturia, Phyllosticta, Marssonina y Colltotrichum) y afecta a los árboles frutales y forestales, pastos, hortalizas y verduras.

La mejor forma de prevenir la presencia de la Antracnosis, es haciendo una buena limpieza del material del suelo en donde se encuentran las esporas hasta el momento en el que se activan al comenzar la primavera. Por otro lado, el viento y la lluvia suelen ser los factores principales de propagación.

Quizás también te puede interesar: Hongos en las plantas que deberías conocer

¿Cómo prevenir y tratar la Antracnosis?

Si la Antracnosis ha afectado tus arbustos o árboles, lo mejor será cortar las ramas o las partes que se encuentren infectadas. Ahora, si hablamos de especies herbáceas, lo mejor será eliminar toda la cosecha en caso de que la infección sea muy grande.

Si riegas y fertilizas adecuadamente, podrás incrementar las defensas de tus plantas y hacer que ellas sean mucho más resistentes al contagio.

También se aconseja remover las malezas o las malas hierbas de los cultivos para mejorar la aireación e impedir de este modo que quede agua acumulada.

Si llevas a cabo un análisis del material contagiado, podrás saber cuáles son los hongos que han atacado a tus plantas para poder aplicar el fungicida correcto.

El caldo bordelés puede ayudarte a combatir la Antracnosis

El caldo bordelés se encuentra compuesto por una mezcla de sulfato de cobre, agua y cal.

Sirve para combatir enfermedades fúngicas y, aunque, no resulta tan perjudicial para el medio ambiente, no puede considerarse un producto 100% ecológico, dado que, al ser arrastrado por la lluvia, este suele contaminar el agua.

Es perfecto para controlar hongos como la Antracnosis y el mildiu.

Existen muchas marcas comerciales que cuentan con este producto; no obstante, puedes fabricarlo en casa mezclando 100 gramos de sulfato de cobre y 70 gramos de cal viva por cada litro de agua. Sigue estas instrucciones:

  • Disuelve el sulfato de cobre y la cal viva por separado en un recipiente de plástico y remueve muy bien.
  • Vacía el recipiente que contiene la cal viva disuelta en agua en otro recipiente y, posteriormente, agrega el contenido del recipiente donde tienes disuelto el sulfato de cobre.
  • Mezcla con un utensilio de madera y comprueba el grado de acidez a través de la introducción de un objeto de hierro en el caldo bordelés. La oxidación del hierro te indicará el exceso de acidez, lo que implicará que debas añadir más cal hasta lograr que el hierro no se oxide.

Puedes aplicarlo en forma de aspersión, ya sea en árboles, arbustos y plantas herbáceas, con el fin de prevenir la aparición de la Antracnosis. Esta debe realizarse poco tiempo después de haber hecho el preparado.

Tipos de Antracnosis

  • Antracnosis de ciruelo y melocotonero y cerezo: está producida por hongos de las especies Colletotrichum gloeosporioides, acutatum y laeticolor. Los dos primeros crean manchas anaranjadas en las hojas de los árboles y, el último, puede formarse en los frutos, en las hojas y las ramas jóvenes. Esta enfermedad se desarrolla rápidamente cuando la temperatura oscila por encima de los 25 grados centígrados y la humedad es elevada. Las esporas se dispersan desde estos cultivos a los árboles mediante el viento o la lluvia. Utiliza fungicidas que contengan benzimidazol en el caso del hongo gloeosporoides y remueve las ramas afectadas para controlar el laeticolor.
  • Antracnosis de las judías: se debe a que la especie Colleotrichum lindemuthianum está presente generando manchas de color rojizo oscuro sobre los frutos de las judías y las hojas. Estas evolucionan generando una especie de sequedad de color blanquecino sobre las mismas. Por otro lado, las semillas se vuelven negras u oscurecidas. Si quieres prevenir esta enfermedad deshazte de toda la cosecha cuando la infección sea muy importante y no uses las semillas contaminadas. Haz rotación del cultivo, y en casos menos graves utiliza un fungicida como el benomil o el caldo bordelés. Aplica rociados cada 15 días hasta que las plantas empiecen a florecer.
  • Antracnosis de los sauces: el hongo que la produce se llama Marssonina salicicola y suele afectar a todos los sauces, en especial, al sauce llorón. Esta enfermedad lo que hace es generar manchas amarronadas en las hojas que, de manera progresiva, van deformándose y caen. Corta los vástagos afectados, quema las hojas caídas y fumiga los árboles, cuando comiencen a aparecer las hojas, con caldo bordelés o un fungicida de cobre.
  • Antracnosis de los plátanos: está generada por el hongo Gloesporium nervisequum y suele afectar a los plátanos, produciendo el amarronamiento de las hojas y secando las ramas jóvenes. El tratamiento de la enfermedad se centra en cortar las partes afectadas y remover todas las hojas caídas.

Te recomendamos leer: ¿Qué es la botrytis y cómo controlarla?

¿Qué te ha parecido esta información sobre la Antracnosis? Deja tus comentarios y recuerda en nuestra tienda tenemos productos efectivos para combatirla.

Imagen cortesía de Espai, todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

close

¡Suscríbete! ​

Te REGALAMOS el Calendario Anual de Siembra!

Déjanos tu email y cada semana recibirás un email con los últimos consejos de Planeta Garden y OFERTAS exclusivas para suscriptores!