Hacia el año 1987 llegó la mosca africana a España, también conocida como mariposa africana, taladro del geranio o mariposa de geranio. Esta entró por la isla de Mallorca y se supone que fue a través de un esqueje o una maceta infectada.

Infelizmente, desde ahí que se ha expandido por casi toda la península ibérica ocasionando terribles daños a los cultivos. En su sitio de origen cuenta con enemigos naturales que frenan la plaga, pero en Europa aún no ha sido detectado ningún depredador y, por ello, continúa propagándose.

Quizás también te pueda interesar: Cómo librarse fácilmente de la cochinilla algodonosa?

Características de la mosca africana

El ciclo de la mosca africana es el siguiente: huevo, oruga, crisálida y adulto. El mismo se lleva a cabo con temperaturas de 20 °C o más, por lo que en España ocurren varias generaciones de puestas de huevos al año, de donde salen las orugas que se encierran en capullos y de ahí, salen los adultos (mariposas) y comienza otro ciclo nuevo de huevos, orugas, crisálida y adulto. Esto se repite 5-6 veces en el año.

El adulto es una mariposa que mide aproximadamente dos centímetros de envergadura de alas, mientras que la oruga es verdosa al principio y, después, se torna un poco más oscura al crecer. Por su parte, la crisálida es de color verde y peluda, que se convierte en amarronada uno o dos días antes de eclosionar y volverse adulta.

Cuando son adultas colocan sus huevos sobre los capullos florales o cerca de estos y, de ellos salen las pequeñas larvas que entran en el capullo, lo comen y lo vacían. Si no hubiera más capullos de los cuales alimentarse, penetrarán en el tallo de la planta hasta ocasionar un grave daño.

Síntomas y daños de la mosca africana

Mosca africana en geranio rosa

La mosca africana suele atacar al género Geranium y Pelargonium, aunque prefiere a los geranios. Por tal motivo, si quieres tener a tus geranios sanos, decántate por los que tienen olor o, por aquellos de pensamiento.

En los tallos de las plantas se podrán observar perforaciones negras que es por donde las orugas de la mosca africana entran, se alimentan y secan los tallos. De esta forma, la planta no crece y, por ende, no florece. Incluso pueden alimentarse de las hojas cuando los tallos se encuentran ocupados por otro tipo de larvas.

¿Cómo controlar la plaga?

Se trata de una plaga difícil de combatir porque las orugas, como bien comentaba anteriormente, se esconden dentro del tallo y, por tanto, los insecticidas no pueden ingresar allí. A la hora de comprar geranios o pelargonium deberás inspeccionarlos muy bien, dado que puede venir ya infestados. Míralos de manera minuciosa.

Si ves que tus plantas tienen mariposas revoloteando alrededor en primavera, tendrás que realizar un tratamiento cada 15 días. Los productos que se utilizan para combatir a la mariposa del geranio son insecticidas de actuación sistémica que, aunque son muy efectivos, es importante insistir durante meses para que la plaga se mantenga a raya.

Existen diversos productos que también son capaces de controlar la plaga como aquellos que cuenten con piretrina.

Recuerda que, si el daño está muy extendido, tendrás que destruir la planta o tal vez llevar a cabo una poda fuerte para que pueda rebrotar. Una buena manera de saber si el geranio está afectado es apretando el tallo, y si este parece blando, es que entonces ha sido infelizmente atacado.

Te recomendamos leer: Las 8 plagas de los geranios 

¿Tienes algún remedio casero contra la mosca africana? ¿Cómo la combates? Déjalo en tus comentarios y ayúdanos a difundir el post en las redes sociales.

Imagen cortesía de Fundación Ilersis, todos los derechos reservados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

close

¡Suscríbete! ​

Te REGALAMOS el Calendario Anual de Siembra!

Déjanos tu email y cada semana recibirás un email con los últimos consejos de Planeta Garden y OFERTAS exclusivas para suscriptores!