El romero es una planta conocida por su aromática fragancia, y porque ha sido cultivada durante muchísimo tiempo en los jardines de la Europa occidental, ya que suele utilizarse culinariamente. Se trata un arbusto perenne con flores, las cuales son súper atractivas y pueden suponer un arreglo decorativo para la terraza o el patio. Este género contiene tres especies originarias del Mediterráneo, siendo la más conocida el Romero común, también denominado Rosmarinus officinalis. Si quieres disfrutar de su fragancia y sabor en tus platillos preferidos, a continuación, te digo cómo plantar romero en casa.

Plantar romero

Quizá también te pueda interesar: ¿Cómo plantar aguacate para tener un hermoso árbol en casa?

Características del romero común

El Rosmarinus officinalis, es un arbusto perenne que puede encontrarse en diversas ciudades de Europa, en especial en la región mediterránea. En su hábitat natural, puede llegar a alcanzar fácilmente 1,8 m de altura o más. Si lo cultivas como planta de jardín o patio, tendrás que mantenerlo podado a una altura de 1,2 m, con igual expansión.

Los tallos del romero común son leñosos, con hojas cortas de color verde intenso y bordes enrollados. Las flores, son tubulares y de color violeta-azulado, surgen en ramilletes pequeños en primavera y verano.

Cuándo plantar romero

Tendrás que plantar el romero en primavera, con el compost adecuado, iniciando con un recipiente de 15 cm de diámetro y cambiando la planta de maceta en el próximo año, a un recipiente de 20 cm de diámetro, para llegar a uno final de 25 cm, después de lo cual tendrás que abonar la planta en superficie con un compost rico. El buen drenaje es primordial, de tal manera que tendrás que colocar una capa de trozos de maceta en cada recipiente.

Cuidados del romero en primavera y verano

En primavera corta todos los brotes que se encuentran muertos y las ramas y tallos que se han dañado por las heladas, y recorta los retoños que sobren. Después, tendrás que podar los arbustos que hayan crecido en demasía para devolverles su forma compacta, o también lo puedes hacer luego de que haya finalizado de florecer; recorta todos los brotes hasta la mitad de su longitud. Observa que las flores surgen en la madera del año anterior.

Mantén la planta en un sitio soleado y luminoso, preferiblemente en un lugar protegido si se trata de una zona fría. El romero resiste las corrientes de aire frío y se desarrolla mucho mejor si no lo riegas con frecuencia; mantén el compost solo ligeramente húmedo, no encharcado.

Cuidados del romero en otoño e invierno

La floración del romero puede continuar hasta bien entrado el otoño, y solo será necesario tomar un par de precauciones cuando comience el invierno. El romero es una planta resistente; no obstante, asegúrale a tu planta un sitio donde pueda obtener sol y se encuentre protegido frente a los vientos helados. Mantén el compost seco durante otoño e invierno, en especial los días más fríos. Ten en cuenta que la combinación de frío y humedad puede resultar fatal para el romero.

Propagación del romero

Si deseas propagar el romero, lo primero que debes hacer es tomar esquejes que midan 10 cm de largo de los vástagos jóvenes semimaduros en verano. Retírale a los vástagos las hojas inferiores y sumerge los extremos en donde has hecho el corte en hormonas de enraizamiento. Pon los esquejes en una mezcla a partes iguales de arena y turba húmeda. Mantén la mezcla ligeramente húmeda y protegida de la luz, en una cajonera, hasta que los brotes hayan echado raíces. Esto suele ocurrir a las tres o cuatro semanas. Planta los esquejes con raíces en recipientes de 8 cm de diámetro.

Te recomendamos leer: Cultivar lechuga en el huerto urbano en casa

¿Qué te ha parecido esta información sobre cómo plantar romero? Deja tus comentarios

 

close

¡Suscríbete! ​

Te REGALAMOS el Calendario Anual de Siembra!

Déjanos tu email y cada semana recibirás un email con los últimos consejos de Planeta Garden y OFERTAS exclusivas para suscriptores!