Mildiu en cebolla      

El Mildiu en cebolla es un tipo de hongo que suele presentarse en aquellos lugares en los que las temperaturas son más frías. Suele atacar a cebollas que están sembradas en zonas montañosas.

Si quieres prevenir o acabar con este problema, sigue leyendo.

¿Cómo identificar el Mildiu en Cebolla?

Lo primero que nos debe de quedar claro es que el mildiu no suele matar a la cebolla, pero si que es verdad que afecta al desarrollo del bulbo. Hace que los tejidos de esta zona se vuelvan esponjoso, incluso hasta perder sus cualidades de almacenamiento.

Se considera una de las enfermedades más destructivas en la cebolla, afectando básicamente a la producción de sus semillas.

El síntoma clave del Mildiu en cebolla lo encontraremos en sus hojas y en las cabezas florales infectadas. Estas zonas son de color verde-amarillo o café.

Los síntomas empezarán a ser visibles en las hojas más viejas, generalmente cuando el clima sea más húmedo y cuando bajen las temperaturas. Las hojas infectadas no tardarán en cubrirse de masas de esporas con un color entre gris y violeta. Las hojas empezarán a torcerse sobre si mismas, se caerán y se morirán.

En este tejido muerto aparecerán manchas de color púrpura, aunque de una tonalidad más oscura.

¿Cómo afecta la enfermedad a la cebolla?

Durante el ciclo de cultivo de la cebolla, el hongo será capaz de producir esporas que serán llevadas por el viento, con el objetivo de infectar a nuevas plantas. Estas esporas serán producidas en noches en las que la humedad relativa sea alta, además de las temperaturas moderadas (de entre los 4 a los 25ºC). Se calcula que la temperatura óptima para ello es de unos 13ºC. Para que las esporas germinen tendrán que tener agua y una temperatura de entre 7-16ºC.

En el momento en el que el hongo ya se ha establecido, este completará su ciclo de vida en 11-15 días. Las nuevas esporas tendrán entonces capacidad para infectar nuevas hojas y plantas, y el ciclo se repetirá de nuevo.

Una hoja entera puede ser atacada y llegar a morir en ciertas condiciones.

Si las condiciones del entorno son secas, las esporas desaparecerán y la posibilidad de que se extienda el problema será menor. En cambio, si las condiciones cambian, la humedad relativa del entorno sube, y la temperatura baja, la enfermedad podría llegar a surgir.

¿Cómo evitar y combatir el Mildiu en cebolla?

  • Lugar de cultivo: No se recomienda sembrar la cebolla en la misma zona en dónde hay restos de viejas cebollas, ya que estas condiciones pueden ser propicias para que el hongo pueda llegar a proliferar.
  • Irrigación: No utilices riego aéreo; si no queda más remedio, este tipo de riego se llevará a cabo durante el día, para que el cultivo se llegue a secar.
  • Calidad: Utiliza siempre semilla certificada libre de enfermedades. Esta la podemos comprar en establecimientos garantizados.
  • Tratamiento de rastrojos: Una vez que hayamos terminado de cosechar el cultivo habrá que deshacerse de todos los restos que hayan podido quedar. Haz pilas de compost y tápalo todo con una capa de suelo.
  • Plaguicidas: Si se detectan los síntomas del Mildiu en cebolla, será el momento de utiliza plaguicidas específicos. Usa sólo aquellos que sean legales en el país que resides, además de que te aseguren de que son capaces de tratar la planta sin afectarle de ninguna manera. Se recomienda aplicarlos durante 7 días, cuando las condiciones sean frías y húmedas, y hasta 10 días cuando el clima esté seco.

Con estas consideraciones será más sencillo tratar el Mildiu en cebolla.

En este enlace encontrarás más remedios para infecciones por hongos.

Sígue leyendo: Estos artículos pueden interesarte

close

¡Suscríbete! ​

Te REGALAMOS el Calendario Anual de Siembra!

Déjanos tu email y cada semana recibirás un email con los últimos consejos de Planeta Garden y OFERTAS exclusivas para suscriptores!