Mildiu en rosal

El mildiu en rosal (Peronospora) es una de las enfermedades más habituales que se puede producir en la planta, además de una de las más dañinas. También ataca a otras plantas del jardín  de la huerta.

¿Cómo identificar el mildiu en rosal?

Es importante tener en cuenta que la forma de actuar del hongo es diferente entre varias plantas; por ejemplo, el Mildiu en patata afecta de manera distinta que a la rosa.

El primer síntoma será la presencia de unas manchas amarillas y parduzcas a lo largo de toda la hoja; más adelante, el Mildiu en rosal evolucionará produciendo estas manchas en la zona del envés, llegando a convertirse en una especie de moho-gris. Las manchas amarillas se concentrarán en la zona de la punta o en los bordes.

Esto hace que las hojas se deshidraten y se sequen al pasar 4-5 días.

En los tallos, frutos o flores también podemos encontrar algunos síntomas inequívocos; lo más normal es ver manchas pardas.

¿Cómo controlar el Mildiu en rosal?

Prevención

Antes de que se produzca la infección, obviamente habrá que tomar algunas medidas de prevención. En el caso de que se observen algunas manchas raras en las hojas, habrá que quitarlas cuanto antes. Estas se pueden guardar en una bolsa sellada para observarlas y ver su comportamiento en unos días.

Los síntomas deben de ser tratados con un fungicida sistémico; sin embargo, para que realmente consiga algún resultado deben de haber pasado 1-2 días desde que el hongo haya penetrado en el rosal. Por esta razón es tan importante ir controlando la planta poco a poco, por si se detectase alguna señal de Mildiu en las primeras fases.

Los fungicidas más recomendados son el Fosetil-al y el Metalaxiln.

Desarrollo

Los expertos han concluido que el Mildiu en rosal es mucho más común en los días de mucha humedad, nublados y con poco viendo. Por lo general, no habrá peligro cuando haga sol y las hojas estén secas.

Para que las esporas puedan llegar a germinar, será crucial que haya una temperatura en torno a los 24ºC, además de conseguir que la planta esté mojada durante un tiempo mínimo de 10 horas.

Si se producen días muy calurosos, habrá que regar las plantas con más ahínco, para evitar que se sequen.

Uno de los principales problemas del Mildiu es su gran capacidad de proliferación; se puede transmitir con gran rapidez entre otros rosales, incluso hasta entre otras plantas. Si una hoja se ha infectado es prácticamente imposible de curar, sobre todo si el hongo ya está avanzado, por lo que no quedará otra que retirarla.

Poda

Si se ha observado Mildiu en rosal, conviene podar rápidamente la zona afectada. No importa que sean sólo las hojas, que la infección se haya extendido hasta el tallo, o que bien haya que retirar una planta por completo. Si no se actúa a tiempo, antes de darnos cuenta tendremos toda la plantación infectada, y llegados a este punto sí que no podremos hacer nada.

Las hojas, tallos o lo que se pode debe de ser quemado, o tirado a la basura rápidamente. Si no lo haces, las propias esporas del hongo se podrán esparcir a partir del hummis.

Tratamientos preventivos

Cuando las condiciones climáticas del entorno sean las adecuadas para que le hongo pueda proliferar, habrá llegado el momento de iniciar ciertos tratamientos preventivos. Para ello utilizaremos productos químicos especiales (aunque también hay algunos remedios naturales que podemos seguir).

Es muy posible que no baste con iniciar tan sólo un tratamiento; y es que estamos hablando de hongos muy resistentes, por lo que habrá que iniciarlo varias veces hasta acabar con el problema.

Como curiosidad, en algunos países vive la mariquita de 22 puntos que se alimenta de los hongos. Si la vemos por el jardín, es posible que haya alguno.

Aquí encontrarás más remedios para infecciones por hongos.

Sígue leyendo: Estos artículos pueden interesarte

close

¡Suscríbete! ​

Te REGALAMOS el Calendario Anual de Siembra!

Déjanos tu email y cada semana recibirás un email con los últimos consejos de Planeta Garden y OFERTAS exclusivas para suscriptores!