Existen 40 tipos distintos de planta de café, todas originarias de África, pero hoy en día se cultivan en muchas zonas tropicales de todo el mundo. Este arbusto siempreverde es ideal para cultivar en macetas. Una de las plantas más populares es la Coffea arabica o Cafeto, que puede ser cultivada en el interior y puede llegar a alcanzar una altura de 4,5 m en su hábitat natural, aunque en una maceta raramente supera los 1,5 m.

Planta de café

Quizás también te pueda interesar: ¿Quieres saber qué plantar en noviembre? ¡Toma nota!

La Coffea arabica es la planta de café originaria de las laderas bajas de las montañas de Angola y Etiopía donde crece hasta los 4,5 m de alto. Cuenta con tallos y ramas bonitas y delgadas, con hojas ornamentales, satinadas, de color verde oscuro y de forma oval de, unos 15 cm de largo, con bordes rizados. A mediados del verano, surgen unas fragantes flores blancas y en forma de estrella, que florecen en ramilletes en las uniones de las hojas.

A veces, cuando mueren las flores, aunque esto raramente sucede en el hogar, surgen yemas de color rojo vivo. Cada una de ellas contiene dos semillas que son los granos de café.

Cuidado de la planta de café durante todo el año

Cambia planta de café de maceta cuando termine la primavera utilizando un buen compost. Evita trasplantarla a una maceta más amplia, elige una de unos 2 cm más de diámetro. También, puedes recortar la planta de manera que recupere su forma antigua si ha crecido en demasía y su follaje está difícil de manejar.

Bríndale a tu ejemplar una buena luminosidad; pero, no sol directo, dado que sus hojas pueden marchitarse; la luz del sol filtrada es la adecuada; asimismo, no deberás colocar la planta en un sitio sombrío porque el follaje puede perder color y acabar muriendo.

Riega la planta de café de forma regular y libremente; pero, no permitas que quede encharcada. Rocíala una o dos veces a la semana en verano para que sus hojas en conserven limpias y saludables. Abona la planta de acuerdo su tamaño: en verano, cada vez que la riegues, agrega unas gotas fertilizante al agua. Una planta madura en su maceta definitiva podrá recibir una solución más fuerte una vez a la semana durante el período estival.

Mantén tu planta a una temperatura de 8 °C en otoño e invierno y riégala con menos frecuencia, solamente lo necesario para mantener el compost húmedo. Asegúrate de que la planta de café reciba aire fresco, pero recuerda apartarla de las corrientes de aire.

Propagación de la planta de café

En invierno-primavera, siembra las semillas de café a una profundidad de 13 mm o en un compost especial para semillas. Mantenlos a una temperatura de 30 °C en semipenumbra; asegúrate de que el compost esté constantemente húmedo y que el aire también lo esté hasta que las semillas germinen.

Cuando aparezcan las plántulas, tendrás que trasplantarlas a un sitio donde reciba luz filtrada y disminuir la temperatura y la humedad. Cultiva las plántulas de manera individual en macetas 7 cm de diámetro. Cuando comience el verano, toma esquejes de los brotes más firmes de 10-15 cm de largo y con tan solo un par de hojas con un extremo en germinación.

Inserta los esquejes en un compost de turba y arena a partes iguales y mantenlos a una temperatura de 18 °C, constantemente húmedos. Si le proporcionas estas condiciones, podrás ver como en pocas semanas echan raíces. Cuando hayan echado raíces, trasplántalos a macetas de 10 cm de diámetro.

Te recomendamos leer: Qué plantar en octubre en el huerto? ¡Planeta Garden te lo dice!

La planta de café no está exenta de causas parasitarias como las cochinillas por lo que tendrás que echarle un vistazo cada tanto.

close

¡Suscríbete! ​

Te REGALAMOS el Calendario Anual de Siembra!

Déjanos tu email y cada semana recibirás un email con los últimos consejos de Planeta Garden y OFERTAS exclusivas para suscriptores!