El calabacín, conocido botánicamente como Cucurbita pepo, es una verdura perteneciente a la familia de las Curcubitáceas que se ha hecho sumamente popular durante estos últimos años. Los pioneros en el cultivo de esta verdura nutritiva, sabrosa y baja en calorías fueron los árabes. Actualmente los principales productores mundiales del calabacín son Norteamérica, Italia, Holanda y España. Su uso culinario es muy amplio, en tortilla, tempura, asado, relleno, etcétera. Por tanto, ¿por qué no plantar calabacines en tu huerto en casa?

Plantar calabacines

Quizás también te pueda interesar: ¿Cómo plantar calçots? ¡En Planeta Garden te lo decimos!

Cómo plantar calabacines

Plantar calabacines es fácil, pues solo lo que precisa es un clima cálido para germinar. Puedes sembrar calabacín en tu huerto en casa directamente en la tierra, colocando dos o tres semillas de calabacín por cada hoyo, a 2 cm de profundidad.

Las semillas se siembran juntas de marzo a septiembre para que al germinar rompan la costra del suelo fácilmente. Cuando las coloques, cúbrelas con 4 cm de tierra. Una vez producida la germinación, deja crecer un plantín por hoyo, eligiendo la más fuerte y descartando las otras.

El calabacín se adapta a cualquier tipo de suelo, aunque prefiere aquellos que sean profundos y tengan buen drenaje. Por otro lado, los abonos simples son los que más se usan, tanto sean solubles o líquidos.

En cuanto al riego, si vas a cultivar calabacines en tu huerto, tendrás que saber que esta planta exige humedad, por lo que deberás regarla frecuentemente cuando comiencen a aparecer los primeros frutos. Sin embargo, al comienzo de la siembra no es conveniente excederse con el agua, dado que los encharcamientos son perjudiciales para el correcto desarrollo de la planta.

Cuando realices el trasplante, haz un riego profundo para que se enraíce bien y no vuelvas a regar la planta hasta que las hojas se vean “decaídas”; allí tendrás que realizar nuevamente un riego profundo. Repite estos pasos hasta que empiece a crecer la flor. A partir de ese momento, deberás mantener el suelo húmedo, pero sin anegarlo.

Poda y cosecha

En el calabacín deberás eliminar los brotes secundarios cuanto antes. Si huerto en casa ha dado una gran acogida al calabacín, la cosecha deberá hacerse a los 40 días después de la siembra, y seguirá de acuerdo al crecimiento de la planta por otros 40 días más. Recolecta calabacines a diario o cada dos días.

Plagas y enfermedades que afectan al calabacín

  • Mosca blanca: este insecto provoca el amarillamiento de la planta y su debilitamiento. La mejor manera de combatir esta plaga es cultivando plantas aromáticas que la repelen como, por ejemplo, la albahaca.
  • Araña roja: este insecto afecta a la planta del calabacín durante su primera fase de desarrollo, por lo que deberás vigilarla en esta instancia.
  • Pulgones: estos forman colonias y se distribuyen en focos que se esparcen en primavera-verano.

También puede ser atacado por mildiu, orugas, oídium y podredumbres grises y blancas. Recuerda que si plantas el calabacín junto a una capuchina, esta te ayudará a alejar a los pulgones y moscas blancas y, además, mejoran el sabor de esta verdura.

Cuidados del calabacín

  • Planta al calabacín en un lugar soleado para que se desarrolle bien
  • Por otro lado, su mayor desarrollo se produce cuando las temperaturas se mantienen entre los 25 y los 35 °C.
  • Elimina las malas hierbas y los restos de cultivo para evitar plagas y enfermedades.
  • Cuando las flores del calabacín cumplan con su función, se desprenderán solas, por lo que deberás eliminarlas cuanto antes para que no se pudran y formen enfermedades.

Te recomendamos leer: Cuándo sembrar Espinacas

Como podrás ver, plantar calabacines en casa es muy fácil. ¿Te animas? Deja tus comentarios.

close

¡Suscríbete! ​

Te REGALAMOS el Calendario Anual de Siembra!

Déjanos tu email y cada semana recibirás un email con los últimos consejos de Planeta Garden y OFERTAS exclusivas para suscriptores!