Todo sobre el cuidado del espatifilo

El espatifilo (con nombre científico Spathiplyllum Wallasii, procedente de la familia Araceae), tiene su origen en la América Tropical.

Se caracteriza por ser una planta muy resistente, pudiendo vivir durante muchos años con un nivel mínimo de cuidados. Por esta razón, está considerada como una de las plantas de interior más cultivadas a día de hoy.

Otra de sus características por excelencia es que es muy estética, sobre todo en su floración. Y es que combina colores suaves de la inflorescencia con la tonalidad verde brillante que procede de las hojas.

¡Todo un espectáculo visual!

Si estás pensando en cultivar spatifilo, echa un vistazo a la guía que te hemos preparado.

Espatifilo: cuidados

Luz y calor

Lo primero que tenemos que tener claro sobre esta planta es que no tolera demasiado la luz natural, por lo que es una planta perfecta para crecer a la sombra. Hay que prestar especial atención a la temperatura en verano, alejándola de cualquier luz directa.

Debemos de mantenerla en un lugar sombrío para que se desarrolle.

Cómo ya hemos comentado, el espatifilo es una planta que tiene un origen tropical, por lo que necesitará una temperatura cálida para desarrollarse. Lo ideal es que la temperatura se mueva en un intervalo de entre los 20 y los 24ºC.

Precaución: Si la temperatura baja de los 15ºC, la planta podría llegar a morir.

Tierra

En cuanto al tipo de tierra, los spathiphyllym cuidados no son muy complicados de cumplir. Lo único que necesitaremos es hacer una mezcla con arena, mantillo y turba.

Ten en cuenta que las raíces de la planta no se desarrollarán mucho, por lo que tampoco nos hará falta tener una maceta demasiado grande.

Te recomendamos plantarla en una vasija pequeña y esperar a que crezca. Cuando lo hagas la puedes trasplantar a un recipiente o macetero un poco más grande, pero ya verás que no hace falta que sea demasiado grande.

Riego

A diferencia de otras plantas más exigentes, el espatifilo no necesita muchos cuidados en cuanto al riego se refiere. Tan sólo tendremos que regar la planta con una frecuencia de 2-3 veces a la semana.

Cuando llega el verano, y suben las temperaturas, la cosa cambia. En esta situación se recomienda un riego interdiario.

Al mismo tiempo habrá que comprobar si la temperatura no es excesiva: si lo fuera, nos haremos con un pulverizador con agua y rociaremos para evitar que la planta se estrese.

En invierno, el riego de la planta puede llegar a extenderse a los 10 días, incluso hasta más.

Aunque hay muchas formas de regar la planta, nosotros te recomendamos que sumerjas la maceta (evitando que el agua llegue a las hojas). En el momento en el que desparezcan las burbujas, sacamos la planta y la colocamos en el lugar que le corresponde.

Gracias a este procedimiento podremos abastecer a la larga serie de raíces fibrosas que tiene la planta; se otra manera, es posible que el agua no llegase a todos los recovecos.

Otros cuidados a considerar del espatifilo

  • Limpieza: Probablemente el punto más complicado de los cuidados del ciclamen. Si las hojas no están limpias, los estomas se taponarán y la planta no podrá hacer la fotosíntesis. Limpiar la planta no es complicado: con un trapo húmedo debería ser más que suficiente.
  • Estructura: Si las flores o las hojas aparecen con un tamaño reducido, o bien las puntas de estas últimas se secan, es el indicativo de que hay que cambiar la maceta. Por lo general, esto es algo que tendremos que hacer una vez al año aproximadamente.
  • Enfermedades: A esta planta le afectan plagas cómo el pulgón, los hongos, la mosca blanca o los ácaros. El pulgón y los ácaros se pueden contrarrestar con una mezcla de ajo, vinagre, cebolla y alcohol. Introducimos todos estos ingredientes en un pulverizador y rociamos.

Para neutralizar los hongos bastará con pulverizar con una mezcla de agua y canela.

  • Extensión de la planta: Si te gustaría dividir la planta para obtener nuevos ejemplares, tendrás que esperarte a cuando haya terminado el proceso de floración. Será entonces cuando la planta estará grande y lista para aguantar el proceso.

Cómo puedes ver, los cuidados del espatifilio son muy sencillos. Si se siguen al detalle no habrá ningún problema.

close

¡Suscríbete! ​

Te REGALAMOS el Calendario Anual de Siembra!

Déjanos tu email y cada semana recibirás un email con los últimos consejos de Planeta Garden y OFERTAS exclusivas para suscriptores!