Qué son los abonos y los fertilizantes y para qué sirven

El abono o fertilizante es toda sustancia (sea orgánica o no) utilizada para mejorar la calidad del sustrato con la finalidad de mejorar el enraizamiento de las plantas. Hoy vamos a ver los tipos de abonos.

La función principal del abono es aportar nutrientes a tus plantas y cultivos para que crezcan más y mejor.

Tipos de Abonos

tipos de abonos

Abonos Orgánicos

Su composición esta basada en materiales vegetales o animales, también existe el llamado síntesis, proveniente de la urea:

  • Turba: Se lo conoce por ser materiales orgánicos expuestos a altas temperaturas y humedad que dan como resultado material en descomposición. Estos se mezclan con el sustrato dando como resultado un suelo fértil y apto para el crecimiento agrícola. Existen dos tipos: turba rubia, no es apta para todo tipo de cultivos ya que su pH es muy bajo; y turba negra, su capacidad de absorber agua es menor pero es más alcalino.
  • Compost: Se obtiene de la descomposición controlada de elementos orgánicos, principalmente vegetales. Se intenta imitar la descomposición natural que ocurre en la naturaleza. Este sistema es muy popular ya que es fácil elaborarlo en casa, solo es necesario separa la basura inorgánica de la orgánica. Este abono al ser biodegradable reacomoda la estructura natural del suelo mejorándolo.
  • Estiércol: Era el abono más utilizado en las zonas agrícolas hasta la aparición de agroquímicos, que los suplantaron. Esta constituido por la materia fecal de los animales. La característica principal es el alto nivel de nitrógeno que posee aunque este varía según el animal, ya que no todos consumen el mismo alimento. El mejor suele ser el de oveja. El estiércol más grande suele ser utilizado para la producción de biogás.
  • Humus de lombriz: Este abono es realizado por el movimiento digestivo de las lombrices. Como resultado se obtiene un material inodoro, rico en nutrientes y de mejor calidad incluso que el compost natural. Se deposita por encima del sustrato, entre la hojarasca y desechos materiales orgánicos. Es también posible la producción doméstica, solo es necesario comprar las lombrices y, al igual que el compost, desechar materia orgánica.
  • Abono Verde: Su característica principal es que las mismas plantes que se siembran sirven como abono. Estas una vez crecidas son cortadas y vueltas a poner en el sustrato de manera que se descomponen en el lugar y enriquecen la tierra. Se utilizan legumbre principalmente, ya que son capaces de depositar en la tierra el nitrógeno que consumen. Además de enriquecer el terreno, lo protege de la erosión natural del mismo, las lluvias, el sol, etc.
  • Guano: Se denomina guano al abono resultante de las excreciones de las aves marinas, que gracias a su dieta basada en pescado, producen heces con un alto nivel de potasio y nitrógeno. Este se mezcla con el sustrato para administrar dichas sustancias.
  • Harinas de huesos: Suelen ser útiles por su alto contenido de fósforo, lo que permite la floración de las plantas. Sin embargo puede resultar demasiado alcalino, por su alto contenido de cal, por lo que suele dificultar la absorción de otros nutrientes. A su vez ayuda a estabilizar un terreno con pH muy ácido. Es recomendado el abono de pezuñas y astas por su alto nivel de nitrógeno.
  • Cenizas: Se utilizan para corregir el pH bajo de los terrenos. Deberán ser exclusivamente cenizas obtenidas de materiales orgánicos. Tienen magnesio, potasio y calcio pero carecen de nitrógeno.

Abonos minerales

Estos tipos de abonos contienen sustancias minerales obtenidas mediante plantas químicas o la explotación de yacimientos minerales. Pueden ser clasificados de tres maneras: Composición, estado o tipo de aplicación. La más utilizada es por su composición:

  • Abonos simples: Su composición se basa solamente en un elemento. Hay tres tipos: nitrogenados, fosfatados y potásicos.
  • Abonos compuestos: Estos contienen dos o más tipos de nutrientes. Su identificación depende de tres números sucesivos, y representan qué porcentaje de riqueza contiene de nitrógeno, fósforo y potasio, en ese orden. Por ejemplo 52 kg de 9-23-23: 9 de nitrógeno, 23 de fósforo y 23 de potasio. Se subclasifican en: abonos complejos, la característica principal es que se envasa en forma de granulo y se logra que cada uno tengo la misma proporción de N, P Y K, son fabricados industrialmente; abonos de mezcla o blending (del inglés: mezcla), son mezclas de distintos materiales orgánicos, pero no se los hace reaccionar químicamente, en su composición se encuentra varios elementos.